lunes, 21 de diciembre de 2015

El post sin título

Aqui me reporto nuevamente después de un tiempito de ausencia. Mi vida en este momento esta en un parate. Tenía muchos planes que parece ser que por ahora van a tener que esperar un poco, o no, no se sabe.
El nueve de diciembre me operaron y me extirparon las dos mamas. En la biopsia salió que tenía dos nódulos cancerígenos. Uno que habia comenzado su proceso de expansión y el otro que estaba en su lugar. ¡Gracias a Dios ninguno de los dos llegó a los ganglios. Según me dijo el médico que tenía en Argentina, tuve un Dios enorme que hizo que los médicos ante la duda me operen medio a ciegas ya que de ese cancer que se estaba expandiendo no se veía nada en los estudios. El veintiocho de este mes tengo cita con el oncologo para que me de el tratamiento a seguir. Por lo pronto se que tengo que hacer un tratamiento hormonal por aproximadamente cinco años.
Ahora estoy recuperandome. Tengo las molestias propias de quien acaba de pasar por una operación grande.
Anímicamente se puede decir que estoy en un limbo, tengo muchos planes, pero no se como los voy a llevar a cabo ni cuando. Me cuesta acordarme de hacer cosas básicas que solía hacer anteriormente todos los días, como ser darle sus gotas al perro y lloro ante estas dificultades. Si a eso le agregamos que no reconozco a la que veo en el espejo creo que tengo el combo completo.
Pero tengo mucha fé en que si Dios quiere muy pronto voy a salir de todo esto y lo voy a hacer triunfante.

5 comentarios:

Genín dijo...

Menos mal que lo descubrieron a tiempo, cuanto lo siento, pero ten mucho ánimo y mucha fuerza para vencer esta situación en la que estás, seguro que vas a salir adelante, insisto, mucho animo... :)
Besos y salud

Leticia Duhalde dijo...

Comparto lo que dice Genín más arriba! Todo lo mejor para vos, es una prueba de la que saldrás airosa!!! un beso y salud, mucha salud en el 2016.
Leticia

De oeste a este ( y viceversa) dijo...

Me alegro de que todo haya terminado felizmente y Dios dirigiese a los médicos como bien explicas. No sé qué decirte Natalia, solo que esto lleva tiempo y tienes que acostumbrarte a tu nueva vida, pero piensa que al menos tienes eso, una vida, de la otra manera no hubiese sido así.Tómate tu tiempo, no tengas prisa, supongo que pasarás por muchas emociones, así que intenta sobrellevarlas lo mejor que sepas, es duro pero no imposible. Muchísimo ánimo y cariño!!!!

Yolanda Fernández G. dijo...

Natalia, que Dios bendiga tus decisiones y tu futuro. Todo va a estar bien, fuerza y mucho ánimo. Poco a poco ese mal tiempo va a pasar, ten confianza, todo va a estar bien.
Saludos.

Melina dijo...

Natalia, siempre te leo pero es la 1° vez que voy a comentar. Quiero dejarte un gran abrazo, fuerte fuerte y decirte que todo ese despelote que vas a sentir en la cabeza es normal, es lógico que suceda. Estás pasando por algo muy fuerte y lo estás haciendo con Dios o la suerte de tu lado. Todo eso que asusta tanto de ver y sentir, que te lleva al límite del desborde día tras día, todo eso es normal... no te sientas sola, ni loca, ni extraña. Hay que seguir siendo fuerte y paciente, y no será igual todos los días, pero ya habrá tiempo de reconstruirse. Te deseo muchísima salud, feliz navidad y que Dios te bendiga! :)